Editorial

MIGRACIÓN Y AREAS PROTEGIDAS

Parques naturales le apuestan a la integración

En épocas de acuerdos de paz en Colombia y migraciones masivas en el mundo, las áreas protegidas pueden ayudar a generar acercamientos entre las comunidades.

Por: María Clara Valencia/ Honolulu, Hawaii. 

Elizabeth Lacoursiere, directora de marketing y promoción de Parques Naturales de Canadá, y Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia.
Elizabeth Lacoursiere, directora de marketing y promoción de Parques Naturales de Canadá, y Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

11/sept/2016. Oleadas de migrantes que huyendo de la violencia y el hambre en distintas regiones del mundo están planteando nuevos desafíos de integración para la humanidad. Pero no se trata solo de recibir a quienes vienen de lejos. Colombia enfrenta en este momento el reto de recibir e integrar, tras la firma del acuerdo de paz entre el gobierno y la guerrilla de las Farc, a las personas que dejarán las actividades ilegales tras más de 50 años de confrontación armada. Así lo puntualizó Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia en un evento sobre el papel de las áreas protegidas en la migración que se llevó a cabo durante el reciente Encuentro Mundial de la Conservación, en Hawaii.

"Muchas cosas malas nos han pasado por culpa del conflicto", aseguró Miranda. Sin embargo, "los parques proveen soluciones. Vamos a ver un país diferente y es un gran reto hacerlo bien. Para eso hay que mejorar la gobernanza", indicó. En el acuerdo firmado con el gobierno, las Farc se comprometieron a dejar la economía ilegal, de modo que "para parques es una gran oportunidad de recuperar lo que la guerra ha dañado", añadió.

La directora de Parques dijo que su entidad ha estado asesorando las negociaciones con las Farc y se están llevando a cabo mesas regionales para que las personas desmovilizadas ayuden a restaurar los daños que se han hecho en los parques por cuenta del conflicto. "Necesitamos restaurar y necesitamos que vivan ahí y nos ayuden", señaló. Pero para eso se requiere tener capacidad de monitoreo e investigación. "Nuestra intención es darles capacidad para que abandonen la ilegalidad", puntualizó.

Miranda destacó la ayuda que Colombia ha recibido de algunos países como Canadá y de otras organizaciones para financiar las nuevas actividades que tendrán quienes dejen las armas. "Para parques es una gran oportunidad de recuperar lo que la guerra ha dañado", enfatizó.

Cifras de la entidad indican que 14 millón hectáreas de Colombia hacen parte de parques Nacionales, pero más del 60 por ciento de ellos tienen usos no permitidos que están generando transformaciones en los ecosistemas.

Se estima que en Colombia se deforestan anualmente 30.000 hectáreas (ha). Pero, además, se estima que en 50 por ciento de los parques hay cultivos ilícitos y ganadería. Además, 42,3 por ciento tienen problemas de minas antipersona y 8 por ciento de minería ilegal. Sumado a ello, en 21 áreas se llevaron a cabo enfrentamientos armados. "Hemos perdido guardaparques por el conflicto, pues por muchos años ellos estuvieron solos, pero ahora estamos como parques participando en el acuerdo y recibiendo la ayuda de mucha gente", destacó Miranda.

Los retos de la migración

La crisis humanitaria de países como Siria e Irak han hecho que para el continente europeo la integración también sea un reto. Según cifras del gobierno de Austria, el segundo país que más recibe solicitudes de migración en Europa después de Alemania, durante el 2015, 1'320.000 personas aplicaron para asilo en ese continente. Entre los países más solicitados también están Hungría e Italia. "Austria tiene las mismas peticiones que 17 países juntos", aseguró Victoria Hasler, viceministra de Ambiente de ese país, durante el encuentro en Hawaii.

Victoria Hasler, viceministra de Ambiente de Austria.
Victoria Hasler, viceministra de Ambiente de Austria.

"Nuestra política indica que integrarlos es un deber de modo que necesitamos de todas las organizaciones y de la cooperación de la sociedad civil también", señaló. Una de las estrategias en ese sentido es emplear a los inmigrantes en el cuidado de los parques naturales que son fundamentales para la cultura austriaca. Esta es una manera de que los recién llegados conozcan los valores europeos, trabajen, tengan ingresos y se integren a la sociedad.

Canadá, un país de inmigrantes

Por otro lado, en Canadá también los parques están trabajando estratégicamente con la migración.

Elizabeth Lacoursiere, directora de marketing y promoción de Parques Naturales de Canadá explicó que a pesar de que los parques son fundamentales en la cultura canadiense, hace unos 20 años percibieron una disminución en el número de visitas. Por eso se diseñó una campaña de promoción que atrajera a la gente, teniendo en cuenta la diversidad cultural de ese país, el segundo más grande del mundo y que está constituido por inmigrantes.

Tener en cuenta la diversidad cultural en la promoción de los parques fue muy importante, además porque las áreas protegidas en ese país están ubicadas en zonas de frontera.

"La tierra es buena para la gente y la gente es buena para la tierra". Con ese mensaje, el sistema de Parques canadiense ha intentado exitosamente conectar a la gente con la naturaleza, mantener un alto número de visitantes y proteger los territorios, aseguró Lacoursiere.

Mayores desafíos para el futuro

El panorama de la migración plantea retos aún mayores para el futuro. Kathy Mackinnon, presidenta de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas aseguró que el cambio climático, el acceso a la comida y al agua van a ser aspectos claves de la movilización de personas en el futuro próximo. En África, por ejemplo, dos tercios de la tierra ya está degradada y en algunos países ya se han presentado reducciones en la agricultura de hasta el 50 por ciento.

Frente a estas realidades, la naturaleza y los parques naturales van ganando protagonismo pues además de los servicios que prestan como reservas de agua y de biodiversidad, parecen convertirse también en caminos verdes hacia la integración. 

@CalaValencia