Sin árboles no hay vida


Sin árboles no hay vida

"Una ciudad sin árboles es inviable"

"La biodiversidad es la variedad de formas de vida que se desarrollan en un ambiente natural, incluido, claro, el hombre. Proteger las múltiples formas de vida que habitan en una país "megadiverso" (extremadamente rico en naturaleza) es fundamental, pues garantiza la existencia de las miles de especies y entre estas, la humana": Guía periodística Agenda Verde, publicada en 2016 por Consejo de Redacción.

Fotografía: Gustavo Cano.
Fotografía: Gustavo Cano.


Por: Jessica González

Colombia ocupa el segundo lugar entre los doce países con mayor diversidad biológica del mundo. Ahora, ¿Cuál es la importancia de los árboles para el planeta y para otras especies, como los humanos?

A 781,19 km de la capital del departamento de Bolívar (Cartagena) mi ciudad natal, se encuentra Santiago de Cali, la capital del departamento del Valle del Cauca o mejor conocida como la "Sucursal del Cielo". Llegué a esta ciudad para realizar un intercambio universitario y lo primero que me llamó la atención fue la cantidad de árboles que se encuentran en las avenidas, carreteras, en los barrios. Me llevé una sorpresa cuando al acercarme a uno de ellos descubrí que tenía una placa con un número que lo identificaba. Nunca había visto algo así, de modo que decidí investigar qué había detrás de esas placas.

"A todos los árboles censados se les instaló una lámina de identificación que es como su cédula u hoja de vida con la cual se pueden referenciar las características físicas, localización y estado" Juan Pablo Cruz.

Un grupo de expertos liderados por la Universidad Autónoma de Occidente con la participación del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (DAGMA) y la Corporación autónoma regional del Valle del Cauca (CVC) formaron cuadrillas integradas por un ingeniero forestal, un técnico forestal y un ingeniero topográfico e iniciaron la labor de conteo y análisis de las especies arbóreas de la Sucursal. Duraron dos años marcando troncos hasta que concluyeron que la ciudad tiene aproximadamente 296.000 árboles en sus espacios públicos.

"Si los árboles tuvieran señal de WiFi todos quisiéramos tener uno, pero como lastimosamente solo producen el oxígeno que se requiere para vivir, preferimos que carguen otros", fue la respuesta que dio Gustavo Álvarez Saa, biólogo miembro del equipo que participó en el censo. Pero entre los beneficios que aportan los árboles a la vida humana está el hecho de que son consumidores de dióxido de carbono(CO2) tóxico para los seres vivos, y son liberadores de oxígeno, elemento vital para vivir. Además, con su sombra ayudan a regular la temperatura, por lo que dan calidad de vida a las personas. Sumado a ello, son el hogar de muchos de los animales que habitan en la ciudad. Como si eso fuera poco, ellos atraen la lluvia como parte de su ciclo de vida.

A propósito de la regulación de la temperatura, la temperatura promedio en Cali se encuentra entre 18°C a 19°C mínimo y bajo la sombra, dependiendo de la copa de la especie arbórea, podría disminuir de 1°C a 2°C algo que beneficia a muchas especies entre ellos los anfibios que deben vivir bajo una temperatura en particular en sus hábitats. Las estaciones secas van de diciembre a febrero y de julio a agosto y la estación de lluvias de marzo a mayo y de septiembre a noviembre.

Afirma el biólogo Gustavo Saa que " el hecho de que tu tengas árboles no es que te vayan a rebajar la temperatura, lo que van a hacer es que los picos de temperaturas no van a hacer tan extremos, es decir que cuando te hablamos de árboles para regular temperatura significa que la temperatura va estar en un rango más pequeño. Si no hubiera árboles la temperatura sería extrema de día y de noche".

Juan Pablo Cruz, administrador ambiental, explicó que para hacer el censo "la cuadrilla llegaba al árbol y el ingeniero forestal tenía un formato donde diligenciaba toda la información. Primero que nada, identificaba el árbol. Para saber la especie, detallaba sus hojas, sus frutos, su tronco, su tamaño. Luego, el técnico forestal tomaba las medidas dasométricas, es decir la medida del grueso del tronco arriba y abajo, la copa, su estatura, entre otros datos".

Fotografía: Gustavo Cano.
Fotografía: Gustavo Cano.

Según los resultados parciales del Censo Arbóreo 2014-2015, Cali pasó de 163 mil a 279 mil árboles entre 2006 y 2015, mejorando el índice de 1 árbol por cada 13 personas a 1 por cada 8. No obstante, el estándar internacional es 1 por cada 3, según el informe de calidad de vida publicado por 'Cali Cómo Vamos'.

.El censo además de tener el objetivo de conocer cuántos, cómo y en qué estado se encontraban los árboles de Cali también se realizó para hacer un llamado a la consciencia sobre su importancia.

Siembra un árbol

Durante la investigación descubrí que en Cali existen fundaciones y movimientos ambientalistas que buscan concientizar a las personas de la importancia de sembrar árboles. Entre ellos conocí a Pablo Muñoz Duque, estudiante de último semestre de ingeniería agrícola. El junto con 3 personas más: Juan David Levy, un empresario dedicado a la finca raíz; Eli Shnaider, ambientalista, y Gal Tadri, un biólogo especialista en botánica han sembrado árboles e invitando a la población caleña a ayudar a disminuir el déficit arbóreo que tiene su ciudad.

Según el Ideam la "Potrerización, incendios forestales, minería ilegal y cultivos de uso ilícito, son los principales factores que afectan a los bosques del país. Según el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono, la Tasa Anual de Deforestación en el país para 2015, se redujo en un 12 por ciento con respecto al 2014. Durante 2015 la deforestación se concentró principalmente en las regiones Amazonía y Andina".

Fotografía: Gustavo Cano.
Fotografía: Gustavo Cano.


Un informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) indica que "los bosques son ricos en diversidad biológica, y albergan más de la mitad de las especies terrestres de animales, plantas e insectos. La FAO advierte que a pesar de los esfuerzos de conservación, la amenaza de la pérdida de biodiversidad persiste y es probable que continúe con la deforestación, la degradación de los bosques, la contaminación y el cambio climático, todos ellos con impactos negativos".

Proteger estos personajes es indispensable para la vida de todos. Sin ellos no es posible respirar y si continúa la tala de árboles en el casco urbano va a llegar un día en el que la temperatura aumentará tanto que será insoportable ya que ellos atraen la lluvia como parte de su ciclo de vida.

Entidades como la FAO advierten que "Los bosques del mundo siguen disminuyendo, a medida que la población aumenta y las áreas forestales se reconvierten a la agricultura y otros usos, pero en los últimos 25 años la tasa de deforestación neta mundial ha disminuido en más del 50 por ciento, según explica la FAO en un informe reciente.

Los gases de efecto invernadero, como el CO2, que en su mayoría son producidos por la acción humana, están aumentando la temperatura del planeta. Los árboles y las plantas ayudan a absorber estos gases y a disminuir así el calentamiento global. Pero si lo árboles se tumban o se queman todos esos gases se liberan.

RECUADRO:

Curiosidades del camino y llamados de atención

En medio de las largas caminatas, el grupo descubrió cosas curiosas como "árboles convertidos en hogares para habitantes de la calle, algunos adornados, animales, un parque cerrado entre rejas con dos samanes grandes donde vivían iguanas, gallinas, perros, gatos, patos", cuenta Juan Pablo Cruz. Los samanes, también conocidos como árbol de lluvia miden hasta 20 m con un dosel alto y ancho, de grandes y simétricas coronas. 

*Semillero de Comunicación Ambiental 'Yuca Pelá' de la Universidad Tecnológica de Bolívar.