Desde la Ventana

El cuerpo va guardando las marcas de la vida que se abre paso entre tropiezos, haciendo de las trochas recién abiertas caminos. La piel acumula los senderos.

Observarnos, comprender con los ojos... hacer de la vista una puerta abierta, una revelación que ayude a guiar el andar...

La ambición nos ha llevado a la crisis, de manera cíclica. Vivimos de la ilusión que se esfuma al menor respiro.... y caemos, de nuevo.